Solo han pasado cinco meses desde nuestra anterior sesión y ya estamos aquí de vuelta para seguir trabajando la imagen de marca de CGM comunicación y su inseparable Molly. La primera vez que trabajamos juntas lo hicimos en Taller Silvestre y normalmente cuando tienes la oportunidad de trabajar en una localización tan increíble no cuentas con que la siguiente sesión sea en un sitio igual de bonito.

No puedo explicar la cara que se me quedó cuando entré en el taller de Oficio Studio y vi el maravilloso espacio que se abría ante mí. Techos infinitos, ventanales inmensos, suelo de madera, plantas, plantas, más plantas… Sin olvidar las joyas que allí hacen Melina & David junto a Pedales.

Podría pasarme líneas y líneas contandoos las maravillas de Cova y de la localización que eligió para estas fotos, pero creo que será mucho mejor enseñároslo.

Este tipo de trabajos en los que uno el espíritu más Mestizaa con la fotografía corporativa me hace especial ilusión. Que cuenten conmigo para la imagen de una empresa es un honor y una responsabilidad. Pero querer hacerlo sin que falte tu perra es lo más de lo más. ¿Y tú, si tuvieses una empresa propia, contarías con tu perro para las fotos? ¡OS LEO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.