MENU

Millones de peticiones me han llegada a diario desde hace tres años para que haga un home tour por Villa Mestizaa (eh… no). Así que amigas, amigos, vuestros deseos son órdenes. La decoración siempre ha sido una de mis grandes pasiones. Ir de mercadillos y anticuarios para encontrar marcos antiguos, botellas de cristal, espejos, menaje… para después combinarlos con muebles nuevos.

Villa Mestizaa está en Nabarniz, un pueblo de unos 250 habitantes a 728 metros de altitud de Bizkaia. Hace años era el pajar de la casa de mi familia pero ahora es una casita de dos pisos en la que vivimos desde el 2016. Estará sin acabar de por vida… la historia de mi vida. Cuando crea que todo esté listo… se me ocurrirá algo nuevo que hacerle o cambiaré la distribución de alguna estancia, así que os enseño tal y como está ahora o ha estado los últimos meses.

Empiezo por el piso de abajo, donde tenemos la cocina y el comedor. Hace poco tiramos el muro que separaba una habitación así que cuando terminemos la ampliación de la cocina… os la enseño. De momento… hagamos como que no hay nada. La cocina es de Ikea y el resto de muebles, así como el espejo, las sillas, las banquetas, las Damajuanas y el mueble que las soporta son de rastros o encontrados en la basura.

Piso de arriba. Habitación salón y estudio. Empiezo por algo que (esta vez de verdad) os ha llamado la atención en varias ocasiones y me habéis preguntado por ello: la forma que tengo de exponer los Funkos. Cuando me regalaron el primero, no sabía si sacarlo o no de la caja porque si lo hacía… no sabía dónde iba a ponerlo para que encajase con el tipo de decoración más rústica de la casa. La solución fueron las campanas de cristal de Ikea. Entran perfectos, no se llenan de polvo y les dan un royo muy guay.

Hace unas semanas no se me ocurrió otra cosa que sacar la habitación al salón para aprovechar la parte más abuhardillada y oscura para dormir y la luz natural de la habitación para trabajar. Así que en una mañana hice el “pequeño” cambio y quedó tal que así. Pinterest hizo el resto. La pared llena de cuadros es mi gran obra donde tengo la suerte de disfrutar de piezas de artistas como Leire Unzueta, Almudena Cuenca, Laura Agustí o la marca DogMade.

La sala es enteramente Ikea. Es donde paso horas jugando a la Play, donde tengo mi colección de películas clásicas de Disney y donde está colgada la joya que compré para mi primer estudio: las ballenas de Arminho.

Y para terminar… lo que ahora es mi estudio y vestidor y que todavía está sin acabar… está un poco soso todavía, pero todo llegará. Como el resto de la casa, todo es mezcla de Ikea con descubrimientos de anticuarios. Sé hablar mejor con fotos que con palabras así que os dejo las últimas por aquí.

Espero que os haya gustado mi pequeño hogar. No cumplo con los números del Bingo de Le Petit Patito. No tengo hojas de Monstera, nada de oro rosa, ni mármol, ilustraciones de Desenio, nada pastel ni cajas de luces… pero oye, espero que sea cute.

CREA LAS MEJORES FOTOS DE TU PERRO.

Suscríbete a mi newsletter y recibirás una guía con seis consejos para crear los mejores recuerdos de tu perro además de sorteos, ofertas y últimas noticias.

COMENTARIOS

Me encanta el estilo! Mucha madera, y bien rústica, tal como a mí me gusta! Y las fotos preciosas como siempre, Maider! ♥

ESTOY ENAMORAAAAAA!! Me encantan los colores y el tipo de decoración, es TAN vosotros <3. Ojalá este año pueda conocer Villamestizaa y daros un mega achuchón!

DEJA TU COMENTARIO

Responder a Laura

CERRAR